domingo, 18 de diciembre de 2011

No olvides que soy tu Padre...

No hay muerto malo, dice la sabiduría campesina, en referencia de que no es bueno hablar mal de los muertos ¡déjelos descansar en paz!


Pero a los que no podemos dejar tranquilos son a los vivos, que han olvidado parte de su historia... 

Muchos de los ministros chilenos son hijos del dictador, manejados aún por el recuerdo paterno... ¡Qué bien nos haría a Chile si los que hoy dirigen dieran muestra de ser realmente demócratas y servidores del pueblo y no de una ideología libremercadista!

Joaco, te entendemos, eras un chiquillo sanito, soñador, en manos de una máquina reducidora de cerebros y voluntades.


Los artículos más vistos

Un supositorio para tus fantasmas!!

Un supositorio para tus fantasmas!!
¿Hasta cuándo estarán entre nosotros?