lunes, 2 de enero de 2012

La miseria de los malos políticos


Políticos infames, dan a los que tienen, 
quitan a los que no tienen.
¡Vaya políticos: 
son como árboles que se muestran llenos de flores 
pero que no dan un solo fruto!


Los políticos son como las gallinas: 
gritan promesas en un sitio y se van a poner huevos en otro.
Destestables políticos: 
te regalan una pequeña verdad para venderte una gran mentira.


Para acabar con los malos políticos hay que elevar 
por todos lo medios el nivel de conciencia de los que votan.


Los políticos no son nuestros amos, 
son nuestros servidores, nosotros les pagamos.


Cuidado con los políticos: 
a sus palabras de oro le siguen actos de plomo.


Los políticos son anos que defecan palabras 
en espectadores con orejas de bacinica.


Alejandro Jodorowsky



Los artículos más vistos

Un supositorio para tus fantasmas!!

Un supositorio para tus fantasmas!!
¿Hasta cuándo estarán entre nosotros?